Los invito a tomarse un minutito para reflexionar:

No sé ustedes, pero cuando suena el despertador en la mañana lo que menos me nace es levantarme, y cuando veo lo rápido que crece mi hija lo que menos me surge es aceptar el ciclo natural de la vida.

Recordemos que obedecer su mandato natural, es justamente lo que no deben hacer algunos. Si nos vamos al extremo, en las enfermedades mentales encontramos un abanico de tendencias que ojalá pudiéramos extinguir (desde las ganas de morir, hasta las de maltratar, o de comer, jugar o comprar compulsivamente).

Algunas cosas deben hacerse simplemente porque nos hacen bien! Bien al alma, al cuerpo, a los que queremos, a la sociedad.

Si esa tendencia saludable viene contigo y te surge espontáneamente, qué maravilla! Para algunos será hacer deporte, para otros estudiar, para otros pasar tiempo con sus hijos y para otros enfrentar sus miedos.

Y si no viene contigo, vas a morir esperando que te surja de la nada. Entonces a dejar la victimización de lado y a tomar las riendas de tu vida para será la mejor versión de ti mismo! Respetando tu identidad y ese ser único y especial que eres, pero no tanto, ¡por favor!

¡Que tengan una maravillosa semana!

¿Y SI NO LO SIENTES? ? ¿QUÉ?
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *